"Podrán cortar las flores, pero no detendrán la primavera"(Neruda)

« Home | Presentación de "Soy la Tierra" de Blanca del Cerr... » | NARRAR LA VIDA, por Enrique Krauze » | Un experto identifica la obra perdida de Shakespea... » | Cobos Wilkins gana el Premio de la Crítica de And... » | I Certamen de Microrrelatos “Arvikis-Dragonfly” y... » | I PREMIO INTERNACIONAL DE NOVELA "ALBERT CAMUS" ... » | ¡HASTA SIEMPRE, DELIBES! » | Hoy no es cualquier DÍA DE LA MUJER: ES UN DÍA CON... » | Ryszard Kapuscinski: Su biografía, por Artur Domos... » | AGUSTÍN ELÍAS JIJENA SÁNCHEZ EN RADIO HISPANORAMA ... »

viernes, 23 de abril de 2010

Fantasymundo entrevista a Fabián Plaza, finalista del Premio Minotauro 2010



Fantasymundo entrevista a Fabián Plaza, finalista del Premio

Minotauro 2010


José Luis Valcarce

21/04/2010


El autor madrileño, finalista del Premio Minotauro 2010 con la novela Con otros ojos, nos habla de su creación y de su futuro y presente profesional y personal.

Fabián PlazaFabián Plaza Miranda (Madrid, 1973), abogado y escritor vocacional, políglota y apasionado de las relaciones internacionales, ha sido finalista de la edición 2010 de los Premios Minotauro. Preocupado por los derroteros que toma la protección de la cultura en la era digital y opuesto al cierre administrativo de páginas web, hace unos meses decidió tomar la iniciativa declarando la guerra a la SGAE). De todo ello charlamos y hemos dado a luz este documento, de momento, sin canon. Para saber más puedes visitar su sitio web o su blog, o unirte su grupo en Facebook.


Fantasymundo: Has sido uno de los finalistas de los Premios Minotauro 2010 con tu novela "Con otros ojos", ¿podrías hacernos una breve aproximación a la novela?

Fabián Plaza: Claro. Es una novela detectivesca ambientada en una Barcelona del futuro. En ese mundo, se ha desarrollado una tecnología que permite la telepatía. La gente comparte pensamientos igual que nosotros ahora nos enviamos fotos por el móvil.

Hay una rama de la policía -el Mempo- que se dedica a resolver crímenes registrando la mente de los sospechosos: sus recuerdos, sus vivencias, sus secretos más íntimos,... Allí pueden ver si alguien es culpable o no. Y si lo es, le juzgan y condenan de forma sumaria.

El protagonista del libro, Raimón Wang, es miembro del Mempo. Le encargan que resuelva el asesinato de Constantino Vidal, un infoneurólogo que se había declarado en contra del abuso de la telepatía. En principio parece un trabajo rutinario, pero pronto queda claro que las cosas no son tan sencillas... y no cuento más para no chafar giros argumentales (risas).

Fantasymundo: El tema del empleo de la telepatía mediante el desarrollo tecnológico y los riesgos que conlleva, plasmados no sólo en la dinámica policiaca de la novela, me recuerdan a Philip K. Dick, a Asimov; en fin, creo que tiene un engarce con los clásicos del género sci-fi. ¿Te definirías como autor de sci-fi? ¿Te encajarías en algún género?

"El que más me ha enseñado ha sido Tolkien. No tanto por las tramas en sí, sino por la manera de entender la creación de un mundo, desde el mínimo detalle hasta las consecuencias globales. Si tuviera que elegir un libro para llevarme a una isla desierta, probablemente sería "El Señor de los Anillos" en versión original. Siempre que lo releo, aprendo algo nuevo".

Fabián Plaza: Sí, me siento muy cómodo con la sci-fi porque es un buen vehículo para contar las historias que me gustan. A mí me encantan los dilemas morales, y la ciencia ficción es muy buen soporte para esta temática. Te permite elucubrar sobre campos muy actuales, llevarlos hasta el extremo y ver las consecuencias. Es una especie de laboratorio social literario.

Lo mejor de todo es que, como se supone que es una historia de fantasía, los lectores pueden dejarse llevar por una trama sobre temas controvertidos, casi sin notar la maniobra. Creen que no están leyendo sobre el mundo real, sino sobre un mundo fantástico, y cuando quieren darse cuenta ya están atrapados en el dilema ético.

"Con otros ojos" es una muestra de esto. Parece una novela de detectives, pero en realidad estoy planteando algunas preguntas que me interesan, preguntas conflictivas. Y lo hago de una manera que puede pasar más o menos desapercibida dentro de la historia.

Por ejemplo, a mí me preocupa el abuso de medidas de seguridad, supuestamente para luchar contra el terrorismo. Pues bien, en vez de hablar de gente que coloca sus cinturones en bandejitas blancas, pongo un cuerpo de policía que registra tus recuerdos, que se mete nada menos que en tu cabeza con la excusa de luchar contra el crimen. Y dejo que cada lector saque sus conclusiones y decida quién le parece que tiene razón.

O, ahora que se habla tanto del modelo de familia, voy más allá de los matrimonios homosexuales y pregunto a los lectores: ¿qué os parecería un mundo en el que los matrimonios, además, pudieran ser tríos o cuartetos, incluso bisexuales?

O temas más filosóficos, que también trato en "Con otros ojos", como si la Humanidad se define por ser un colectivo, o por ser individuos diferenciados y libres.

La ciencia ficción se presta para darle vueltas a este tipo de situaciones. Primero, porque puedes teorizar casi sobre cualquier cosa. Y segundo, porque puedes disimular temas de actualidad dentro de una trama supuestamente fantástica. Y así la gente lo lee con menos prejuicios, con lo que el debate llega a más público.

Fantasymundo: ¿Qué autores crees que te han influido más? ¿Cuáles son tus favoritos? Dinos si tienes algunos libros de cabecera.

Fabián Plaza: En el caso concreto de "Con otros ojos", la influencia del "Hyperion" de Dan Simmons es bastante clara. Incluso me permito hacer un guiño oculto que tal vez alguien encuentre. Dentro de la ciencia ficción, también me quedo con Asimov en general. De hecho, "Con otros ojos" bebe un poco de "Bóvedas de acero" y "El sol desnudo". De nuevo, un personaje del libro es un guiño a estas dos obras, aunque dejaré que los lectores intenten descubrir quién.

Pero el que más me ha enseñado ha sido J.R.R. Tolkien. No tanto por las tramas en sí, sino por la manera de entender la creación de un mundo, desde el mínimo detalle hasta las consecuencias globales. Si tuviera que elegir un libro para llevarme a una isla desierta, probablemente sería "El Señor de los Anillos" en versión original. Siempre que lo releo, aprendo algo nuevo.

Y, claro está, también tengo la influencia directa de la mayor obra de ciencia ficción de todos los tiempos: el B.O.E.

Fantasymundo: Supongo que estarás intentando encontrar un editor para "Con otros ojos". ¿Qué posibilidades tenemos de poder verla pronto publicada?

Fabián Plaza: Pues hay varias en perspectiva. He tenido la suerte de que Alicia Rosell, una gran profesional bregada en mil batallas, haya aceptado ser mi agente literaria. Ahora estamos los dos codo con codo buscando maneras para que "Con otros ojos" llegue a las librerías. Estamos dialogando con varios profesionales del ramo, que por discreción no nombraré todavía, y creemos que la temática y la ambientación pueden ayudar a convencerlos. Bueno, también ayuda el ser finalista de nada menos que el Minotauro, claro (risas).

En cualquier caso, soy optimista. Creo que en unos pocos meses podríamos tener alguna noticia positiva. Mientras tanto, promociono la obra como puedo. Abrí un grupo en Facebook, estoy trabajando en una página web personal,... Lo último que estoy haciendo es preparar un par de "book trailers" que quiero que sean bastante peliculeros. Por cierto, que en el grupo de Facebook he abierto ya el "casting" para quienes estén interesados (risas).

Fantasymundo: Algunos opinamos que la ciencia ficción, el terror, la espada y brujería, la literatura fantástica en su conjunto, han vivido una especie de mercantilización, que lleva a repetir los tópicos hasta la extenuación o a hacer remezclas explosivas con otros géneros para intentar vender. ¿Cómo ves la situación?

"Nos han enseñado a llamar a la Cultura "industria cultural" y todos caemos en esa trampa, yo el primero. Pero la cultura debería estar por encima de la industria".

Fabián Plaza: La veo tal y como la describes. Lo que pasa es que hemos de ver el lado bueno. Es cierto que la literatura fantástica se está mercantilizando, pero eso está pasando en todos los géneros. Las editoriales, al fin y al cabo, lo que quieren es vender. Y lo hacen con los libros que creen que venden.

Es como los informativos. Ya no nos cuentan lo que pasa en el mundo, nos cuentan las noticias más morbosas. ¿Por qué? Porque, desgraciadamente, al público parece que eso es lo que le interesa. Y como se trata de conseguir audiencia, nos dan lo que les pedimos.

Con la literatura, fantástica o no, pasa igual. El editor siempre buscará la venta. Y si el lector le pide tramas manidas, pues se las dará.

Pero, como digo, hay un lado bueno. Creo que lo importante es que la gente se acostumbre a leer, aunque sean libros puramente comerciales. Porque de ahí, tarde o temprano se puede dar el salto a leer cosas mejores. Y eso nos beneficia a todos, porque cuando la gente pida libros más profundos, los editores querrán darles esos libros. Así que prefiero ver esta crisis como una oportunidad de futuro.

Fantasymundo: ¿Cómo valoras la situación actual de la cultura? Sabemos que eres muy crítico con la SGAE, de hecho le has declarado la guerra. ¿Cómo consideras que debería evolucionar la cuestión de la industria cultural?

Mira, creo que el problema empieza con las palabras. Nos han enseñado a llamarla "industria cultural" y todos caemos en esa trampa, yo el primero. Pero la cultura debería estar por encima de la industria. Cuidado, no digo que nadie saque beneficio de la cultura. Lo que digo es que no se ponga ese beneficio por encima del libre desarrollo de ideas y la posibilidad de compartirlas. Porque si no, mataremos a la cultura.

Y si lo que me piden es poner ese beneficio por encima de los derechos fundamentales, como ocurre con la dichosa "Ley Sinde" (que ojalá jamás vea la luz), entonces me hierve la sangre. Hoy día, por desgracia, nuestro Ministerio de Cultura es un Ministerio de Industria Cultural, en el que los verdaderos creadores no estamos representados. Eso solo favorece a unos pocos.

Los responsables de esa "industria cultural" tienen que darse cuenta de que ha cambiado el paradigma. Ya no es un maestro impresor haciendo sus copias de manera semiartesanal. Ahora, si yo quiero, puedo publicar mis ideas en internet y llegarán instantáneamente a millones de lectores. Y, ojo, hasta puedo ganar mucho dinero con ello si soy creativo. Pero esa industria sigue pensando en términos del siglo, no ya XX, sino incluso XIX. Y se arriesgan a descubrir demasiado tarde que los intermediarios cada vez hacen menos falta.

Portada provisional de "Con otros ojos", de Fabián Plaza.

Si quieren sobrevivir, cosa que yo les deseo, tendrán que cambiar rápidamente su modo de pensar. Un ejemplo que me parece increíble: pongamos que Amazon te cobra 11 dólares por un libro en tapa blanda. Si quieres descargarlo en su tienda en formato digital, ese mismo libro te cuesta... ¡9,90 dólares! ¡Te cobran sólo un dólar menos por algo que no tiene ni coste de impresión, ni de distribución, ni de almacenaje! ¡Por algo que, para el editor, tiene coste cero! Eso es absurdo. Y así, claro, no van a vender libros digitales.

Las editoriales deberían aprovechar las oportunidades de las nuevas tecnologías. Lo que pasa es que siguen viéndolas como una amenaza, como un riesgo, en vez de como un territorio inexplorado lleno de posibilidades.

Ellos sabrán. El tiempo hará que sobrevivan los que sepan adaptarse.

Fantasymundo: Ejerces la abogacía, le has declarado la guerra a la SGAE, y te aún te queda tiempo para escribir. ¿Cuáles son tus perspectivas de futuro? ¿Seguirás escribiendo? ¿Crees posible vivir de la literatura fantástica en España?

No, no creo que se pueda. Si me apuras, ni de la literatura en general, a menos que tengas un nombre como Pérez-Reverte. No creo que nadie se meta en la literatura hoy por hoy para vivir de las rentas; y mucho menos de la literatura fantástica. Los que lo hacemos, es porque tenemos esa necesidad y lo haríamos aunque solo publicáramos en un blog.

Por mi parte, seguiré escribiendo porque el gusanillo de la literatura me tiene dominado. Me gusta contar historias, plantear dilemas, jugar con los lectores, obligarles a pensar. De hecho, ya estoy trabajando en mi siguiente novela, así que imagina.

Es cierto que la abogacía me deja poco tiempo libre para otros proyectos, y quizá mi blog de guerra a la SGAE se haya resentido por ello, pero intento compaginarlo lo mejor que puedo. Una amiga mía, cuando ve todos los berenjenales en los que me meto, dice que debo de tener un reloj mágico que para el tiempo. ¡Ojalá fuera así!


Artículo de literatura - Fantasymundo.com

Etiquetas: , , , , , , ,

SOBRE MI PERSONA

"El blog de una escritora"

Estafeta de Correos




Haga favoritos mis blogs

Últimas Lecturas que les brindo

Buscando en el baúl de los recuerdos

Voy haciendo caminos

Free Hit Counters

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

-ALICIA ROSELL, 2006-

Recomendaciones

Movimiento en apoyo del idioma español en Internet


Página optimizada para visualizar con FIREFOX


LEE
Powered by Blogger
& Blogger Templates


Página optimizada para visualizar con FIREFOX


ecoestadistica.com



Contador de visitas

© PURIFICACIÓN ÁVILA