"Podrán cortar las flores, pero no detendrán la primavera"(Neruda)

« Home | EL SEXO DE LOS ÁNGELES: ASIER CASTRO » | ÚLTIMAS NOTICIAS SOBRE CORTÁZAR EN SANTIAGO » | LA GRAMÁTICA DESCOMPLICADA » | EL RENACIMIENTO DE LA MUJER ÁRBOL » | REVISTA DE INFORMACIÓN EDITORIAL TAURUS » | LA ÚLTIMA PALABRA- JOSTEIN GAARDER » | "UNA OPERA PRIMA QUE NO LO PARECE" » | PERDONARSE Y DEJARSE PERDONAR » | RESEÑA: "MELODRAMA", DE JORGE FRANCO » | COLECCIÓN EDICIONES DE LA OBRA DE LEWIS CARROLL »

miércoles, 11 de octubre de 2006

MONÓLOGO AL BORDE DEL SUEÑO


"MONÓLOGO AL BORDE DEL SUEÑO"


Me hago muchas preguntas. Creo que si existiera respuesta para todo, la vida tendría menos misterio. No existirían los '¿por qué?' Y, por tanto, nadie usaría el 'porque...' En una vida sin preguntas, sin curiosidades, no habría necesidad de aprendizaje, seguiríamos gruñendo como cavernícolas. Gracias a la curiosidad nació la investigación, y de esta ecuación pasamos a la sabiduría a través del conocimiento.

El grado de sapiencia dependerá de nuestra curiosidad, de las preguntas que nos hagamos, de los 'por qué' que nos den aquéllas respuestas que creímos no debían quedar en la incógnita de esa ecuación. Como en matemáticas, al despejar la 'equis', desvelamos los misterios. Los 'porque' nos llegan y alivian la zozobra que nos invade ante el desconocimiento.

Un viejo dicho dice que 'quien no sabe es como el que no ve'. Cuánta razón se desprende de ellas y qué sabias son las frases del refranero. Si me cuestiono sobre ello o me gusta usarlo -que no abusar, que dicen es pedantería-, es porque han salido de mentes bienpensantes que dudaron ante un dilema, un problema, o ante una decisión que tomar. Y así creció el acervo del refranero que evitaba circunloquios a la hora de expresarnos. Algo parecido ocurrió en Oriente, donde se les llamó proverbios. Aunque alguna diferencia creo que hay y ahora no sepa explicarla. ¿Lo ven? Ya tengo otra pregunta en la mente que necesitaré consultar, y que me dará otra oportunidad que ensanche mis ansias de saber. Por algo dicen que cada día nos acostamos sabiendo una cosa más... aunque deban disculparme porque esta respuesta la sepa y me la calle.

Me hago tantas preguntas como los niños. La curiosidad de los pequeños a veces nos resulta pesada: 'Repiten tantas veces lo mismo', me dirán. Pero es que de ello depende su aptitud ante la vida; la educación comienza desde la cuna y con los primeros datos que un bebé recibe en forma de gestos o palabras usadas y con diferentes matices forja sus primeras palabras, nos imitan para aprender y así, nos regodeamos de satisfacción ante sus pequeños pero paulatinos logros diarios.

'La curiosidad mató al gato', bien, yo no sé cómo ocurrió ni de dónde salió el felino en este dicho; quizá buscaba un ratón e intentó cazarlo, quedó atrapado en el cepo y se comió su trocito de queso untado con raticida. ¿Pobre gato? No, se atrevió a sufrir el riesgo de equivocarse por el simple placer de comer. ¿Es posible, entonces, que la curiosidad nos dé la espalda y los por qué se vuelvan contra nosotros? El ejemplo del gato y su estupidez, es la prueba del riesgo que corremos ante la sana curiosidad.

Si una cosa así no sucediera constantemente, desde el inicio de los tiempos, no habríamos avanzado en cultura, tecnología o artes. Claro, que bien pensando, el hombre no escarmienta: Por algo es el animal que siempre tropieza dos veces en la misma piedra.

'Papá, ¿por qué hay tantas guerras? 'Porque los hombres no piensan, hijo, no tienen justificación, pero matando hallan la gloria. ¿Sabe el padre lo que dice? De ello dependerá la personalidad que adquiera el niño.
'¿Para qué sirve matar?' Hay preguntas que no sabemos cómo responder. Su inocencia hace que el cariz de sus cuestiones nos pongan en un brete y nos dejen fuera de combate. Lógica sin lógica, -ilógica, por tanto- no es una razón de peso que nos facilite dar respuestas adecuadas, obvias ni razonadas.

'Me fío más de un burro, de un perro, de un gato que de un hombre'. ¿Por qué te asustan los fantasmas si no existen?, que nos decían nuestros padres siendo niños. 'Porque no los veo'. ¿Y yo como Santo Tomás, si no veo, no creo? Ver no es una prerrogativa, de lo contrario, explíquenme en qué creen las personas invidentes. He ahí otro refrán, que poniendo ejemplos como el del Santo, consigue como mucho socavar la ingenuidad de quienes por su edad o cortedad de entendimiento no llegan a preguntarse, '¿por qué sabes que no existen los fantasmas si no los ves?' Y otro dicho: 'Esto es darle la vuelta a la tortilla'; o sea, que estamos ante otra forma más de marear la perdiz y volver a preguntarnos qué fue antes, el huevo o la gallina.

Me pregunto, '¿por qué no soy envidiosa?' 'Puede que eso se llame generosidad', pienso: 'Porque soy generosa', sería la respuesta. Aunque quizá sea porque lo que más me gusta es 'dar' antes que 'recibir'. Creo que ahí radica buena parte de nuestra paz interior y de la felicidad -sin contar con la traba de la buena o mala suerte, que ya no se de qué dependen- o cuando menos, distraen nuestro lado oscuro. Sabemos que tanto el hombre como la mujer tenemos en el córtex cerebral la explicación a nuestras diferencias de sexo; la Ciencia lo explica de forma confusa para los profanos. Dos hemisferios, dos sexos, el bien y el mal, el sistema binario, los gemelos, los dos caminos, dos no discuten si uno no quiere... Divago en este monólogo y me dejo llevar, ¡pobre de mí!

Procuro siempre leer a los Mr. Jekyll y Mr. Hyde que me voy encontrando. Ay, esa eterna dualidad del hombre, siempre plateándonos dudas existenciales, ¿acaso, bien pudo engendrar al Genio? Preguntas y más preguntas, tanto unas como otras con tan poco tino o si cabe, con mucho menos sentido. Pero de esto se trata, amigos, ¿me siguen?

Nos han planteado tantos 'por qué', que todavía seguimos maltratando a los que son diferentes de nosotros por cualquier razón ya sea de sexo, raza, costumbres, etc. Me pregunto si es el 'quid pro quo' de las guerras. Vuelvo a lo mismo con conocimiento de causa y ansias de hallar respuestas, pero ya no me responde ningún 'porque...' No obtengo respuestas, el sueño me devora porque un tal Morfeo decidió abrazarme desde su 'Parnaso' de la Mitología. ¿Por qué usamos tanto las referencias mitológicas? ¿Se trataría de metafísica? Como ven, 'ando buscándoles las cosquillas', que se dice de forma coloquial.

¿Lo ven? Más preguntas a las que tengo que buscar respuestas... pero estoy haciendo un monólogo al borde del sueño y temo estar escribiendo disparatadas frases. Me conformo con que tengan algún sentido y nadie se cuestione más preguntas por 'las simplezas' que servidora les dejó escritas esta madrugada.

¿Me serán desveladas en sueños las respuestas? Ya les contaré, o si lo desean, me cuentan sus experiencias. Hasta mañana.


Autora: Alicia Rosell


Etiquetas:

Y una buena mañana, al despertarnos, encontramos respuesta a lo no preguntado

:)

Y es que "no por mucho madrugar..."

un beso!

NOTA: He instalado el blogger beta. Si alguno de vosotros se ha visto dificultado para entrar o dejarme comentarios, os pido disculpas y os mando un abrazo.
Aprovecho para desearos feliz fiesta del Pilar.
Un abrazo.
miércoles, 11 octubre, 2006
..................................

GRACIAS, ALMENA. Tarde, pero ví tu mensaje. Muy buena tu síntesis a los porqué. Ya me sucedió eso, sí, de repente, zas, la respuesta. Y te dices ¿cómo no me había dado cuenta antes?

Un beso. Sugerente tu alias,sólo pronunciarlo llena de regocijo el alma.
Un beso para tí en esta festividad del Pilar!
_____________________________
jueves, 12 octubre, 2006
Alicia Rosell
______________________________

Publicar un comentario en la entrada

SOBRE MI PERSONA

"El blog de una escritora"

Estafeta de Correos




Haga favoritos mis blogs

Últimas Lecturas que les brindo

Buscando en el baúl de los recuerdos

Voy haciendo caminos

Free Hit Counters

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

-ALICIA ROSELL, 2006-

Recomendaciones

Movimiento en apoyo del idioma español en Internet


Página optimizada para visualizar con FIREFOX


LEE
Powered by Blogger
& Blogger Templates


Página optimizada para visualizar con FIREFOX


ecoestadistica.com



Contador de visitas

© PURIFICACIÓN ÁVILA