"Podrán cortar las flores, pero no detendrán la primavera"(Neruda)

« Home | SEGUNDA VERSIÓN DE MI RELATO ENTRE DOS FUEGOS » | RAMIRO PINILLA PREMIO NACIONAL DE NARRATIVA » | GAUDÍ, UNA NOVELA » | PARA APRENDER SIN ESTUDIAR » | CAPOTE: LA PELÍCULA - MI ANÁLISIS » | LA ORACIÓN DE FERNANDO ARRABAL » | METÁFORAS DE LA MUERTE - SEGUNDA PARTE » | EL NACIMIENTO DE MI NUEVO BLOG » | EL BOULEVARD BILBAINO MUERE CON 135 AÑOS » | "MALDITOS" La Biblioteca Olvidada. »

domingo, 19 de noviembre de 2006

EL HUMO DE LAS MUSAS-TABACO Y LITERATURA

HUMPHREY BOGART FUÉ UN EMPEDERNIDO FUMADOR

EL VICIO DE FUMAR AL SERVICIO DEL ARTE

-PRIMERA PARTE-


Los asistentes acabaron otorgando a Onetti el cargo de presidente en el exilio dada su pertinaz resistencia a participar en los actos organizados. Corría el año 1979, y en Las Palmas se celebraba el Congreso de Escritores en Lengua Española que Juan Carlos Onetti, como se ha dicho, presidía. Solía esperar a que empezaran las sesiones para escurrirse al bar con su amigo Juan Rulfo, para conversar.

Allí los sorprendió una tarde, a la hora de la siesta, Nélida Piñon, sentados uno frente al otro y cruzando entre sí apenas un puñado de monosílabos:

-Entonces, Juan, ¿no hay Cordillera? -preguntaba Onetti.

-¡No, Juan, no hay Cordillera! -respondía Rulfo.

-¿Escribes? -añadía el primero.

-¡Nada! -culminaba el otro.


El cruce de preguntas y respuestas se prolongaba durante gran parte de la tarde según los interlocutores, ambos fumadores empedernidos, encendían un cigarrillo tras otro, llenaban de colillas los ceniceros, y expulsaban densas nubes de humo que les obligaban a entrecerrar los ojos.

Onetti siempre contó que había comenzado a escribir por causa del tabaco. A principio de los años 30, recién casado, se trasladó a Buenos Aires, donde estaba prohibida la venta de cigarrillos durante el fin de semana, de modo que los fumadores acopiaban los viernes tabaco para tres días. A él se le olvidó comprar y la desesperación se tradujo en un cuento de apenas cuarenta páginas que escribió en una tarde, sentado ante la máquina de escribir para desahogarse. Era la primera versión de El pozo, que se publicaría nueve años después. Fue lo único en su vida que escribió sin fumar.

Novelas imprescindibles. «Es innegable la relación del tabaco con la literatura», opina J. J. Armas Marcelo. «Al socaire del humo fueron escritas Juntacadáveres, Pedro Páramo, El coronel no tiene quien le escriba y otras muchas novelas imprescindibles. Igual que el cine: cine y literatura, de hecho, están llenos de tabaco. ¿Qué cine?, preguntan algunos; pues el Cine, claro. ¿Qué literatura?; pues la Literatura».

Fumaba el ancho Chesterton; fumaba el delgado Kipling, de quien se conserva una foto en la que sostiene el cigarro en la mano izquierda y la pluma en la derecha; fumaba Barrie, el creador de Peter Pan, que tenía la costumbre de poner nombres a sus pipas: Sirena, Rómulo, Remo... Fumaba Dumas padre e incluso su inmortal Montecristo dio nombre a un puro; fumaba, y mucho, Conrad, y en buena parte de sus libros aparecen manchas de ceniza o quemaduras. Y fumaba Henry James, quien confesaba acudir al tabaco cada vez que le fallaba la inspiración.

El tabaco es uno de los grandes iconos de la literatura contemporánea, y muchos escritores han construido parte de su imagen literaria en torno al humo: es difícil imaginar a Henry Miller, Albert Camus, Ernest Hemingway o Guillermo Cabrera Infante sin un cigarro entre los dedos.

«No creo que exista una literatura del humo, una literatura de fumadores». El escritor y editor Manuel Rodríguez Rivero llegó a comprar ¿y casi fumar? cuatro paquetes diarios de tabaco. «Pero sí es cierto que hay libros inexplicables si no se considera el aspecto de fumador del autor. Pienso, por ejemplo, en La conciencia de Zeno, de Italo Svevo, construido en torno al tabaco. Y hay escritores a los que, leyendo, asocias inmediatamente con el humo: a Faulkner siempre lo imagino fumando en pipa; a Sartre, con uno de sus inevitables gitanes».


Continuará...


Fuente: ABCDDE LAS ARTES Y DE LAS LETRAS

Etiquetas: ,

Leí el artículo en el ABCD cuando fue publicado y me encantó. Lees este suplemento cultural? A mí me encanta! Y este tipo de artículos donde se habla de diversos escritores que todos conocemos en clave anécdotica, son muy entretenidos y curiosos.

Un saludo, Puri!

Hola, pies bonitos: Efectivamente, leo éste y cuanto suplemento cultural puedo cuando tengo tiempo, que no es mucho. Es muy interesante este artículo en particular, que no he posteado completo por ser muy largo mientras no vea más interés de los lectores por el tema.

Querida tocaya, te debo una visita, discúlpame, en cuanto pueda entro a tu estupendo blog.

Puri, recibe un saludo caluroso.

Puri. Esto es de risa, firmo Alicia, ¿ok?

Alicia.

Publicar un comentario en la entrada

SOBRE MI PERSONA

"El blog de una escritora"

Estafeta de Correos




Haga favoritos mis blogs

Últimas Lecturas que les brindo

Buscando en el baúl de los recuerdos

Voy haciendo caminos

Free Hit Counters

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

-ALICIA ROSELL, 2006-

Recomendaciones

Movimiento en apoyo del idioma español en Internet


Página optimizada para visualizar con FIREFOX


LEE
Powered by Blogger
& Blogger Templates


Página optimizada para visualizar con FIREFOX


ecoestadistica.com



Contador de visitas

© PURIFICACIÓN ÁVILA